Psicotécnicos: ¿Sabes cuántas cañas te sobran si quieres sentarte al volante?

Psicotécnicos: ¿Sabes cuántas cañas te sobran si quieres sentarte al volante?

La desescalada derivada de la pandemia del Covid-19 ha permitido desde hace ya algunas semanas el regreso de los ciudadanos a las terrazas. Con la llegada del buen tiempo y las vacaciones, entre otras cosas, el consumo de alcohol en estos espacios aumenta de forma considerable. Por todo ello, este es un buen momento para recordar cuántas cañas debes de evitar tomar si quieres coger el coche.

Conducir superando la tasa de alcoholemia es uno de los factores de riesgo más habituales en los accidentes de tráfico. Aproximadamente, según la DGT, el alcohol está implicado en casi la mitad de los accidentes mortales: un 30-50%. Existen muchos mitos y falsas creencias acerca del consumo de alcohol y conducción, normalmente porque la mayoría de las veces que un conductor bebe no suele acabar sufriendo un accidente.

Pero desgraciadamente, si se le pierde el respeto al hecho de beber y conducir, que el accidente se produzca es una mera cuestión de tiempo.

¿Qué es la tasa de alcoholemia?

Este dato se traduce como el volumen de alcohol que hay en sangre, aunque se mide de dos formas: los gramos de alcohol en cada litro de sangre y los miligramos de alcohol en cada litro de aire espirado. Actualmente, la legislación establece los siguientes límites permitidos en nuestro país

  • Conductores en general: 0,5 g/l en sangre o 0,25 mg/l en aire espirado
  • Noveles: 0,3 g/l en sangre o 0,15 mg/l en aire espirado

¿Qué factores influyen en la tasa de alcoholemia?

La misma cantidad de alcohol ingerida por dos personas diferentes no ofrece una misma tasa de alcoholemia para ambos. Incluso esa misma cantidad de alcohol ingerida por la misma persona pero en días diferentes puede variar. ¿Por qué ocurre esto y qué contribuye a ello?

alcoholemia

La velocidad de la ingesta

El alcohol se absorbe de forma más rápida cuanto más velozmente tomes la bebida, de forma que la tasa de alcohol en sangre aumenta proporcionalmente. Separar en el tiempo la ingesta de las bebidas y hacerlo de forma pausada es la mejor forma de consumirlo.

El estómago vacío

El alcohol llega en primer lugar a tu estómago y de ahí se introduce por el tubo digestivo. Si el estómago está lleno, la bebida tardará más tiempo en filtrarse durante el proceso de digestión hasta el intestino delgado. Esta variable es importante pues si el tubo digestivo está vacío, el alcohol pasa a sangre más rápido y en más cantidad.

El cóctel o la mezcla

Una bebida alcohólica tomada junto a bebidas gaseosas tales como la cola o la tónica, así como su temperatura (caliente) favorece el aumento de alcoholemia. En relación al primer punto, también es aconsejable intercalarlas con bebidas no alcohólicas para diluir su efecto en el aparato digestivo.

La edad, el sexo y el peso

Las personas menores de 18 años y los mayores de 65 son más sensibles a los efectos del alcohol, y por tanto sufren más sus consecuencias al volante. Por otro lado, el alcohol se distribuye de forma diferente en el cuerpo de hombres y mujeres: es probable que las mujeres presenten tasas de alcoholemia más altas para la misma cantidad de bebida. De igual modo ocurre con las personas más delgadas frente a aquellas con una fisionomía más gruesa.

Efectos del alcohol en la conducción según el grado de alcoholemia

Este apartado es de sobra conocido pero siempre vale la pena recordarlo. El alcohol es un depresor del Sistema Nervioso Central, por lo tanto, todas las capacidades que el SNC controla se disuelven a medida que se bebe: función motora, vista, oído, habla, comportamiento, agilidad mental, etc. En la conducción podemos observar que el alcohol tiene efectos en tres grandes grupos:

  1. Psicomotora: aumenta el tiempo de reacción a la hora de actuar pues deteriora la coordinación, la atención y el sueño.
  2. Visual: reduce el campo visual, perturba la visión periférica y produce menor resistencia a los deslumbramientos.
  3. Conductual: junto a la agresividad y la euforia, aumenta el pensamiento inconsciente y la sensación de temeridad.
alcoholemia

Tabla de elaboración propia por el autor según los datos de la DGT.

Tasa de alcoholemia según el tipo de bebida

En primer lugar hemos de saber que la absorción del alcohol es más lenta en bebidas fermentadas como la cerveza o el vino. Mientras que en las destiladas como la ginebra, el ron o el whisky se produce más rápidamente y por tanto es más incompatible con la conducción.

  • Una caña de cerveza (200 ml) o un vaso de sidra (100 ml) tiene entre 3º y 9º de graduación alcohólica: equivale a 8 gramos de alcohol por consumición.
  • Un vaso de vino o de cava de 100 ml tiene alrededor de 15º de graduación alcohólica: equivale a 9,6 gramos de alcohol por consumición.

Según su consumo, un tercio de cerveza nos daría aproximadamente una tasa de alcoholemia de 0,25 en un hombre adulto y de 0,40 en una mujer adulta. A partir de los dos tercios de cerveza ya estaríamos superando el límite de alcoholemia en sangre permitido en conductores en ambos sexos(>0,50). En el caso del vino podríamos hablar de dos consumiciones por debajo de la tasa permitida pues, aunque su graduación es mayor que la cerveza (12º) su cantidad suele ser menor (una copa de vino equivale a 100 ml).

alcoholemia

En relación a las bebidas destiladas hay que tener mucha más precaución. Una copa de un combinado nos mantendría con una tasa rozando el límite legal en conductores normales, aunque a partir de la segunda el dato aumenta de forma considerable hasta el 1,10.

  • Una copa de ginebra, ron o whisky (50 ml) tiene cerca de 40º de graduación alcohólica: equivale a 16 gramos de alcohol por consumición.
  • Un coñac (50 ml) o un cubalibre (6 cl de licor) con una graduación alcohólica de entre 40º y 42º: equivale a 19,2 gramos de alcohol por consumición

Recordemos que, a partir de una alcoholemia de 0,5 g/l, los efectos del alcohol son evidentes para la gran mayoría de las personas. Sin embargo, ya hemos comentado cómo por debajo de ese nivel de alcohol en sangre puede haber ya un mayor riesgo de accidente. Conduce con responsabilidad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies