Renovar carné de conducir: Cómo utilizar Android Auto mientras conducimos

Renovar carné de conducir: Cómo utilizar Android Auto mientras conducimos

El uso manual del teléfono móvil y de dispositivos similares mientras se conduce es un problema que ha crecido con los años. No son pocos los conductores que cometen a diario esto que la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial considera una infracción grave. De hecho, la DGT constata que este factor está aumentando el riesgo.

Fabricantes de automóviles y compañías tecnológicas, conscientes de esta problemática en relación a la seguridad vial, tratan de desarrollar soluciones para disminuir los riesgos e intentan hacer algo más compatible con la conducción algunas funciones del teléfono. Es el caso de la nueva versión del sistema operativo Android Auto.

La tendencia actual entre fabricantes del sector de la automoción y de los gigantes tecnológicos es de conseguir sistemas integrados al 100% en el vehículo: que con una sola pantalla e interfaz se puedan gestionar las funciones básicas de un smartphone sin comprometer la seguridad. Es un desafío que está llevando mucho trabajo a la industria, en gran parte por los desacuerdos sobre el uso y la administración de los datos personales de los usuarios/conductores  (pero esto es otra historia).

¿Qué es Android Auto?

Android Auto no es más que una solución que trata de acercar los teléfonos a esa integración, que está cada vez más cercana. Su utilización se ofrece de dos maneras: en el propio teléfono mediante una app o «descargándolo» en el sistema de infoentretenimiento del vehículo, si es que es compatible con Android Auto.

Ambas opciones dan con una solución similar: una interfaz que limita las funciones al máximo, maximiza el tamaño de iconos y botones o permite operar mediante comandos de voz. El propio teléfono también puede leer al conductor los mensajes que llegan.

Consejos para apurar más la seguridad con Android Auto

El objetivo final de Android Auto debería ser paliar los malos hábitos que anulan la atención permanente en la conducción. En cualquier caso, la nueva versión para coches de Android ofrece más seguridad gracias a algunas de las ventajas que justifican su existencia:

  • Llamadas sencillas. La funcionalidad madre del teléfono se traslada a Android Auto haciendo que se active el manos libres de forma automática al recibir una llamada. Al mismo tiempo, queda reflejado en la pantalla el último contacto telefónico, de modo que con un único toque dactilar se puede volver a llamar.
  • Personaliza los números favoritos. La función de llamada permite acceder a un menú de números de teléfono favoritos. Para llamar a otros número, es preciso teclear, algo que no se debe hacer mientras se conduce.
  • Utiliza la función de respuestas automáticas. La opción Ajustes dentro del Menú lateral de la app contiene la posibilidad de configurar respuestas automáticas para servicios como WhatsApp. De este modo disminuyen las distracciones al conducir en caso de recibir una notificación y, al mismo tiempo, la persona que la envía recibe un mensaje predeterminado por nuestra parte.
  • Desactiva las notificaciones. Relacionado con lo anterior, el sistema por defecto muestra las notificaciones de los mensajes recibidos. Sin embargo, es posible y aconsejable desactivarlas mientras se conduce para evitar distracciones.
  • Abrir Google Maps.  El acceso a Google Maps también se ha simplificado de cara a su apertura.
  • Conocer el precio del combustible. Android Auto es compatible con la aplicación Waze. Esto permite activar alguna de sus funciones más útiles, como la de conocer los precios del combustible. Eso sí, conviene preparar esta función y no hacerlo «en marcha» tal y como os hemos contado ya en Circula Seguro.
  • Pantalla siempre activa. Android Auto mantiene por defecto la pantalla activa. Esta opción ahorra el paso inicial de encendido.

Incidencia del nuevo infoentretenimiento

Android AutoAndroid Auto también permite acceder de forma sencilla a todo tipo de opciones y aplicaciones de entretenimiento en el teléfono, como Spotify. La evolución de los sistemas de infoentretenimiento están siguiendo esta estela en la actualidad.

Ahora bien, esa revolución en el ocio que se vive dentro de los dispositivos electrónicos ha de trasladarse con cautela al vehículo. Los expertos coinciden en que las pantallas, cada vez más grandes, de los vehículos están incidiendo en la forma de conducir. Como se apunta desde diferentes sectores, DGT incluida, es necesario un replanteamiento de la forma en la que usamos la tecnología en el vehículo.

Un uso responsable de Android Auto es aquel que nos permite incrementar la atención durante la marcha y no una utilización que la disminuya. Por eso, casi tan recomendable (o quizá más) como Android Auto es la activación del Modo Coche que existe en una gran mayoría de smartphones.

Aunque las ventajas que proporciona la nueva versión del sistema operativo de Android son evidentes, esto no cambia la recomendación de mantener la atención en la conducción en todo momento. Las consecuencias de no hacerlo pueden cuantificarse. Dos segundos en autovía dedicados a otra cosa que no sea conducir equivalen a 660 metros conduciendo a ciegas. Esto no significa que huyamos del ocio durante la conducción, sino que los debemos hacerlo de la manera más responsable posible.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies