Renovar carné de conducir: Los radares que más han multado en España en 2019

Renovar carné de conducir: Los radares que más han multado en España en 2019

Los radares suelen permanecer en todo momento en el ojo del huracán como una de las medidas de seguridad vial con menos popularidad entre los conductores. Lo cierto es que los cinemómetros sirven para evitar que se superen los límites de velocidad, al menos en puntos y tramos concretos de la red de carreteras. Llegados a estas alturas de 2019, ya conocemos la lista de los que más han multado en los primeros meses del año.

Lo sabemos gracias a un estudio elaborado por la organización de defensa de los conductores Automovilistas Europeos Asociados (AEA). En datos totales la primera mitad del año se han tramitado 1.320.340 denuncias en España con un denominador común: el exceso de velocidad captado por los radares de la DGT.

Las denuncias por velocidad aumentan en un 12,4%

De este modo, el número de denuncias ha aumentado en 2019 con respecto al mismo periodo de 2018, en el que hubo 1.173.855 denuncias. ¿A qué se debe esto? ¿Se está ignorando más la velocidad como factor de riesgo o las últimas tácticas de la DGT con los radares han pillado desprevenidos a más conductores? Es un interrogante de difícil respuesta.

La AEA, por su parte, señala que durante 2018 permanecieron inactivos un gran número de radares que han pasado a estar operativos en 2019. La asociación ofrece así una posible causa al mencionado incremento.

En cualquier caso y salvo excepciones concretas, el único motivo de sanción y multa por radar es haber superado de forma ilegal el límite de velocidad. Se trata de uno de los factores de riesgo que más siniestros provoca en nuestras carreteras y que hay que seguir combatiendo. Estudios como el realizado por la compañía Autopistas, con el apoyo de la Fundación MAPFRE muestran que uno de cada tres vehículos suele superar la velocidad legal en autopista. Arroja datos muy preocupantes, como el que indica que el 3% de los conductores circula a velocidades superiores a los 150 km/h en esas vías.

Estos son los radares que más han multado

Radar M30El debate sobre si los radares son útiles se esfuma ante las cifras de carácter empírico. En España encontramos diferentes clases de radares y, según la AEA, estos son los tres radares que más han multado hasta el 30 de junio de 2019:

  1. El radar situado en el kilómetro 79,9 de la H-31 en Huelva cazó a 38.930 conductores.
  2. El del kilómetro 83,8 de la A-92 en la provincia de Sevilla hizo lo propio con 36.937.
  3.  Por su parte, el ubicado en la autovía A-3 en el kilómetro 156,5 realizó has 30.395 denuncias.

Los primeros de la lista destacan por confirmar un aumento excepcional en el número de denuncias. La AEA reseña que estos «radares han experimentado incrementos exponenciales en la formulación de las denuncias». Las cifras hablan por si solas: el radar de la H-31 no superaba en 2018 las 1.566 denuncias o el de Sevilla las 2.050.

La DGT y su estrategia basada en la sorpresa

La AEA no deja de criticar a la DGT por las desigualdades numéricas entre radares. A tenor de estas informaciones, podemos hacernos una idea de algunas de las intenciones de la DGT en torno a los radares que más han multado.

Lo cierto es que de los 412 radares operados por la DGT en España en 2019, tan solo 25 concentran el 34% del total de denuncias (450.397). A esto podemos sumar otro dato que nos brinda la AEA: tan solo seis radares repiten en la lista de los radares que más multan. ¿Por qué estos cambios a lo largo del tiempo?

El propio director general de tráfico, Pere Navarro, nos daba a entender en parte los motivos de estas diferencias al confirmar que existen radares falsos. No es un número anecdótico. Se calcula que son falsos hasta un tercio de los repartidos por la red general de carreteras. Navarro se mostraba partidario de esta táctica porque «solamente con el cartel de aviso de radar ya se produce un efecto minorando la velocidad de los vehículos».

Sin embargo, los efectos de los radares falsos van más allá, porque la DGT va activando o desactivando los cinemómetros de forma estacional. Es decir que los radares falsos van cambiando su ubicación con el tiempo. Por eso, un radar no operativo durante unos meses, puede, al cabo del tiempo activarse.

Radares falsos (o no) e impredecibles

RadarEste factor hace a estos aparatos más impredecibles y puede explicar las grandes diferencias (de hasta un 11.000%) que nos descubre la AEA. Y es que la falta de denuncia de los radares falsos puede llevar a muchos conductores, de forma equivocada, a relajarse en cuanto al cumplimiento de la norma de velocidad y confiarse. En el momento que ese radar vuelve a activarse, la confianza adquirida se traduce en un aumento de miles de denuncias con sus correspondientes multas.

Dado el gran número de radares falsos, no conviene descartar este fenómeno para un buen puñado de radares de velocidad repartidos por nuestra geografía. De todas maneras y como ya os hemos contado, la efectividad de los radares para reducir el número de siniestros está comprobada. Hay estudios que demuestran que, según las circunstancias, se reduce en torno a un 22% y, otros incluso, apuntan a un 82%.

El actual equipo de la DGT se ha mostrado proclive a defender el uso del radar, con lo que es de esperar que su número y el de denuncias puedan seguir aumentando. A esto hay que sumarle otro tipo de estrategias en los que los cinemómetros están implicados: como la de los radares en cascada o la utilización de drones.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies