Psicotécnicos: Ya no hay ángulo para coger el móvil al volante sin ser detectado

Psicotécnicos: Ya no hay ángulo para coger el móvil al volante sin ser detectado

 

Los países de la Unión Europea han decidido aunar fuerzas para pelear una batalla que, desgraciadamente, hoy en día tiene cada vez más adversarios: el uso del teléfono móvil al volante. Este hecho, unido al incremento del número de siniestros, principalmente de camiones y autobuses, ha motivado que la Organización Internacional de Policías de Tráfico (Tispol) realizase durante el final de febrero una campaña de control al transporte por carretera tanto de mercancías como de viajeros.

En España por otro lado, el director de la DGT, Pere Navarro, ha confirmado que ya hay una prueba piloto en Galicia con un camión y una furgoneta camuflados con el objetivo de vigilar mejor las carreteras desde las alturas. Para que nadie se libre de ser visto.

Nuevos instrumentos para la lucha contra las distracciones

movil conduciendo

En nuestro país, las distracciones conforman la causa de la mitad de los accidentes con víctimas y el teléfono móvil tiene cada vez mayor influencia como factor de riesgo. Aunque la ley prohíbe expresamente su uso -salvo en el caso del manos libres- muchos conductores usan sus smartphones, leen y envían mensajes mientras están al volante. La ley castiga con una multa de 200 euros y la retirada de 4 puntos del carné de conducir el uso del teléfono móvil al volante.

Por ello, desde el Ministerio del Interior se ha presentado la nueva campaña de concienciación para la prevención de los accidentes de tráfico confirmando que Tráfico ya prueba nuevos mecanismos y sistemas para incrementar el control en carretera. Por un lado, este mismo 2019 ya se ha comenzado a vigilar con drones las carreteras, sobre todo durante los festivos, pero parece que se acercan novedades.

Pegasus y drones: efectiva vigilancia desde las alturas

 

movil conduciendoHasta ocho helicópteros de la DGT vigilan las carreteras de nuestro país desde el cielo en busca de infracciones. Sus bases se encuentran principalmente en Galicia, Asturias, Cantabria y aeropuertos como los de Valladolid y Zaragoza, para la zona norte y Castilla y León. Desde Sevilla y Málaga despegan los Pegasus encargados del control de la zona de Andalucía y Extremadura; y desde Madrid operan los que vigilan la capital y Castilla-La Mancha.

Con estos vehículos y la implantación de los drones, la DGT ha comprobado la efectividad del control aéreo de las carreteras en la prevención de infracciones viales, pero no pretende quedarse ahí. En el caso del Pegasus, se trata de un radar aéreo, de origen militar que la DGT comenzó a instalar en sus helicópteros en marzo de 2013.

Está compuesto por dos cámaras que trabajan simultáneamente. La primera es panorámica y se encarga de seguir al vehículo para determinar su velocidad; mientras que la segunda, con un teleobjetivo de largo alcance, sirve para visualizar la matrícula del mismo o, incluso, determinar si un conductor circula sin cinturón o está utilizando el teléfono móvil.

Llegan los camiones y furgonetas camuflados

movil conduciendo

Junto a estos instrumentos que hemos comentado, Pere Navarro ha confirmado que existe una prueba piloto con un camión camuflado y una sola furgoneta camuflada, que se encuentra en Galicia con el objetivo de “vigilar los accidentes con furgonetas implicadas, que han doblado el número en los últimos meses en carreteras y autovías”.

Estos vehículos camuflados cuentan con mini radares Veloláser que, además de detectar excesos de velocidad, pretenden aumentar la vigilancia del uso del móvil al volante, el cinturón de seguridad y de distintos elementos de distracción. Desde una posición elevada se puede pillar in fraganti a conductores con el móvil, algo que sin duda puede ayudar a evitar las distracciones, un factor concurrente en el 29 % de los accidentes mortales del año 2017.

Por tanto, para aquellos que desprecian el peligro que supone dejar de atender a la carretera para usar el móvil, pueden comenzar a preocuparse: ya no solo hay solo helicópteros, drones o turismos camuflados, ahora llegan los camiones y furgonetas. Esta iniciativa llega como importación del Reino Unido, donde la policía sorprende a los infractores y da aviso a coches patrulla para poder pararlos y aplicarles la sanción correspondiente

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies