Psicotécnicos: No, la aceleración de los coches eléctricos no los hace más peligrosos

Psicotécnicos: No, la aceleración de los coches eléctricos no los hace más peligrosos

La popularidad de los coches eléctricos enchufables va creciendo a un ritmo lento, pero sostenido. Están cada vez más presentes en las carreteras y, sobre todo, en el día a día de las grandes ciudades que más lo necesitan. Es innegable que la conducción de este tipo de modelos es diferente. Sin embargo, ¿es más peligroso conducir un coche eléctrico que uno convencional?

Aunque expertos no dejan de insistir con resultados fehacientes que los modelos eléctricos son tan seguros o incluso más que el resto, esto no es impedimento para que se extiendan algunos equívocos. Tal es el caso de algún estudio que ha brindado en los últimos tiempos la posibilidad y la tentación de situar a la tecnología que mueve al coche eléctrico en el punto de mira de los medios de comunicación. De este modo, hemos podido leer titulares sobre supuestos peligros que todavía no habíamos considerado.

Estudios que desmerecen al coche eléctrico

Puede que la movilidad eléctrica no cuente con la simpatía de todos los agentes sociales y económicos. Al fin y al cabo, implica un cambio de sostenibilidad que trae consigo un impacto de transición considerable para muchos sectores. Las manifestaciones en contra del coche eléctrico las encontrábamos hasta el momento y de vez en cuando con ciertos estudios que defendían que estos modelos contaminan más.

En cuestión de seguridad vial, la fiabilidad de los coches eléctricos se puso en entredicho hace años con la posibilidad de incendio de sus baterías. Tras la desaparición de esta alarma, el último estudio que ha motivado nuevos titulares se ha centrado en la superior aceleración de los coches eléctricos.

¿Es tanta la capacidad de aceleración de los coches eléctricos?

aceleracion coches electricosLa inmediata respuesta de la naturaleza de las motorizaciones eléctricas les permite contar con una aceleración mayor a la de cualquier modelo análogo de combustión. Echemos un vistazo al mercado. La última versión del modelo más vendido en el mundo hasta la fecha, el Nissan LEAF, ofrece un dato de 0 a 100 km/h de 7,3 segundos.

Esto en lo que respecta al segmento C. Si husmeamos en el B y comprobamos los datos técnicos de las diferentes versiones del también popular Renault ZOE, descubriremos que el modelo ha ido consiguiendo mejor aceleración con los años para estar ahora a poco menos de unas décimas por debajo de los 10 segundos de 0 a 100 km/h.

Resulta importante reseñar esto ya que el último estudio que ha puesto el énfasis sobre la seguridad de los coches eléctricos incide en que algunas compañías de seguros constatan incrementos del 40% en las reclamaciones de los coches eléctricos SUV de lujo (con respecto a los modelos de combustión equivalentes). Para el resto de segmentos la frecuencia de partes es similar.

Coches eléctricos SUV y de lujo

¿Quiere decir esto que los todocaminos con aceleración eléctrica son más peligrosos? Puede que no. Si el foco está en los SUV, otro modelo popular dentro de la franja de eléctricos ha sido el Mitsubishi Outlander PHEV (híbrido enchufable). El dato, en este caso, resulta paradigmático: la versión eléctrica se diferencia en apenas décimas de algunas de combustión del mismo modelo, sin bajar de los 10,5 segundos a la hora de alcanzar desde 0 los 100 km/h.

aceleracion coches electricosSin embargo, el perfil de coche al que se refiere el estudio sí que coincide con el de modelos como el Audi e-tron, los coches de Tesla (especialmente aquellos con aceleraciones por debajo de los 6 segundos) e incluso, aun sin ser un SUV, el BMW i3 (su mejor versión alcanza los 100 km/h en 6,8 segundos). Con todo,estos modelos no poseen un precio que les ayude a ser una opción para gran parte de los conductores.

El peligro no es tanto la aceleración como el factor humano

Lo cierto es que estos últimos datos de aceleración de los SUV de lujo no dejan de ser impresionantes y, aunque se trata de modelos de lujo, se igualan en ese aspecto a los de coches con un perfil más deportivo. Es decir que, el coche eléctrico ha permitido acceder a esa aceleración de forma «algo» más barata.

En cualquier caso, en cuestión de seguridad vial, no se debería confundir el factor humano con el tecnológico. Salvando las distancias, las últimas declaraciones del director de la DGT, Pere Navarro, sobre la preocupante velocidad que alcanzan algunos modelos (de combustión) pueden compararse con esta crítica que han recibido los coches eléctricos.

Sin embargo, en el caso de los coches eléctricos, es una cuestión que han de afrontar los fabricantes y, sobre todo, los conductores de los modelos SUV de lujo, y no del conjunto de modelos movidos por energía eléctrica. Parece que lo crucial es, después de todo, concienciar sobre el uso que le damos a la movilidad en contraste con las ventajas tecnológicas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies