Psicotécnicos: Guía para poner a punto tu moto con el buen tiempo

Psicotécnicos: Guía para poner a punto tu moto con el buen tiempo

Mes de mayo y parece que el sol y el buen tiempo van ganando terreno poco a poco. De igual manera, en el asfalto, las dos ruedas cada vez tienen más protagonismo precisamente en unas fechas en las que el placer por conducir una moto se hace más y más agradable. Es posible que incluso tú mismo hayas dejado tu moto hibernando en el garaje, pero ahora desees que vea la luz de nuevo tras un largo periodo de inactividad. Por ello, es aconsejable realizar un mínimo mantenimiento previo a echarse a andar.

Cuidar y atender las necesidades de tu moto tras meses de abandono es importante para que tu día a día en ciudad o tus rutas de fin de semana sean seguras y puedas disfrutar plenamente de la conducción. Aquí te dejamos un listado con los elementos más importantes a revisar para la puesta a punto de tu moto desde tu propio garaje.

Neumáticos y presiones, nuestra estabilidad a examen

Los neumáticos se deterioran, incluso cuando no se les da uso. Los cambios de temperatura y una mala cobertura en su estacionamiento pueden provocar que las gomas se degraden, cuarteen o cristalicen, a pesar de ser prácticamente imperceptible a nuestro ojo. La aparición de grietas y deformaciones son síntomas de que los neumáticos no están en su estado óptimo y por ellos será necesario reemplazarlos por unos nuevos. También es recomendable comprobar si el deterioro está localizado en un punto o es general de todo el neumático.

Un reventón en mal momento puede poner en riesgo tu seguridad, pero peor aún es circular constantemente con un mal agarre. Comprobar las presiones tanto de las gomas antiguas como las nuevas es importante, pues –a no ser que la moto haya estado sobre caballetes– es posible que hayan perdido totalmente su presión y se hayan deformado. La estabilidad, equilibrio y agarre sobre la moto es imprescindible y nos mantiene adheridos a la carretera: unos neumáticos en mal estado eliminan cualquiera de ellos.

puesta a punto moto

Luces, para ver y ser visto

Se acerca el verano y los días cada vez son más largos, sí, pero las motos deben de llevar siempre encendida la luz de cruce, independientemente del momento del día. Una bombilla fundida es motivo suficiente para cancelar una escapada por la noche, así que comprueba que todas funcionen correctamente y si no, cámbialas. Las LEDs, las intermitentes, la óptica trasera, la de carretera (y las traseras especialmente, para ser vistos)… todas deben alumbrar el asfalto y deben de permitir al resto de usuarios identificarte a buena distancia.

Nivel y estado de los líquidos siempre correctos

Los niveles deben de comprobarse asiduamente pero más aún si tu moto ha estado parada mucho tiempo. La viscosidad, color y estado del aceite, por ejemplo, puede comprobarse con la varilla y siempre con la moto detenida y en frío. Es recomendable sustituirlo en el taller al menos una vez al año, aunque también depende del número de kilómetros que recorramos. Recordamos que el aceite es el que permite que todos los engranajes del motor transcurran de manera óptima, y las altas temperaturas pueden provocar dilataciones y holguras que obliguen a quemar más de la cuenta.

El líquido de frenos, por su parte, es igualmente importante y también es recomendable cambiarlo cada cierto tiempo. Debemos de comprobar el tacto de la frenada antes de arrancar, para no llevarnos ningún susto, y si el líquido es esponjoso quizá sea buena idea sustituirlo. Por último, deberíamos comprobar el nivel del anticongelante en el vaso expansor, el cual debería de estar al nivel del cuello o estrechamiento. Es importante pues, además de servir para que no se congele el agua, refrigera.

Filtro de aire limpio para que tu motor respire

Meses y meses sin moverse de tu plaza de aparcamiento han provocado que el filtro de aire de tu moto esté lleno de polvo y suciedad. Limpiarlo y desinfectarlo es realmente sencillo y permitirá que el motor de tu moto respire sin dificultad. Normalmente el filtro de aceite se cambia con más regularidad, dejando de prestar atención al de aire o al de la gasolina, los cuales influyen directamente en la vida útil de la moto. Si impurezas, polvo o suciedad entran en el motor, el rendimiento baja y el consumo aumenta considerablemente.

Ningún susto con la batería

Si has sido previsor y “perro viejo” seguramente antes de hibernar tu moto le quitaste la batería para guardarla a una temperatura estable estos meses. Si no es así, cruza los dedos porque siga viva cuando te decidas a arrancarla y deja que vaya cargando. No olvides de comprobar otros elementos de la batería igualmente esenciales, como pueden ser que no pierda carga (para que nos falle durante la marcha) y que sus niveles sean adecuados.

Desde Circula Seguro recomendamos contar con un cargador-mantenedor de baterías para que todo funcione correctamente y nuestra moto arranque a la primera, adelantándonos a cualquier posible deterioro del tiempo.

Limpieza y engrasado para que todo vaya sobre ruedas

Parece el punto menos relevante, pero nada más lejos de la realidad. Es posible que tu moto tenga tanto polvo y grasa que realizar cualquiera de los apartados anteriores sea una auténtica odisea. Antes de todo ello, limpia tu moto y cuídala con productos higiénicos que quiten lo más importante y te permitan luego entrar a una limpieza en profundidad. Si no identificar posibles fugas te va a resultar imperceptible.

Limpiar –y secar– con cuidado la moto es importante, al igual que su posterior engrasado de cada una de las piezas. Este proceso evita que la tornillería y elementos de transmisión se desgastes de forma prematura. Una buena idea es que dispongas de una completa caja de herramientas siempre disponible para realizar estos apaños y así también se hará más amena la labor de mantenimiento habitual. Utiliza spray de grasa “3-en-1” o un aceite multiusos en manetas, cables, soportes, bieletas y cadena; y presta atención a otros puntos específicos como los casquillos de basculante.

Una moto bien mantenida es una moto segura, así que aprovecha que se acerca la temporada estival para realizar una correcta puesta a punto que te permita disfrutar tu pasión con todas las garantías de seguridad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies